• Furman Salud

¿Hernia de disco o sindrome Piramidal?

Prácticamente a todos nos ha dolido alguna vez o nos duele actualmente la cintura; y en ocasiones este dolor esta acompañado de una irradiación ciática que puede ser en la zona del glúteo o incluso en toda la pierna afectada. Si bien existen muchas posibles causas de este dolor, son 2 las patologías mas comunes y pueden confundirse ya que ambas generan una compresión del nervio ciático: las hernias de disco en la columna lumbar o lumbosacra y el síndrome piramidal en la zona glútea.


El nervio ciático es el mas famoso no solo por ser el mas voluminoso y largo del cuerpo humano, sino también por el terrible dolor que suele generar cuando es comprimido por alguna estructura en algún punto de su recorrido; y justamente de eso se trata esta nota, poder diferenciar si el dolor tiene un origen en la columna lumbar o lumbosacra o si, en cambio, es a causa de un síndrome piramidal.

La medula espinal es la prolongación del cerebro y es la encargada de distribuir las raíces nerviosas a lo largo de toda la columna vertebral. De la región lumbosacra emerge el nervio ciático que tiene un recorrido hacia los glúteos y de ahí baja por el sector posterior de la pierna haciéndose mas externo en la pantorrilla hasta llegar al pie. El problema que puede presentar (uno de ellos) es que se vea comprimido en algún punto de su recorrido y los mas comunes son en su emergencia de entre los últimos tres espacios L4-L5-S1 provocado generalmente por una hernia de disco o una protrusión discal o a causa de un síndrome piramidal.


Los discos intervertebrales son unas almohadillas de gel, compuestas en un 80% de agua y contenidas por unos anillos de fibrocartilago que cumplen una doble función: por un lado son amortiguadores para mantener la distancia necesaria entre las vértebras y por otro lado hacen de adaptadores articulares para brindarle a la columna la gran movilidad que la caracteriza. Estos discos se pueden deformar o incluso romper y su contenido pierde el domicilio ocupando y comprimiendo estructuras periféricas como la médula o las raíces nerviosas como por ejemplo las que conforman el nervio ciático. Como decíamos antes, los nervios que emergen de la columna lumbosacra se dirigen a la zona del glúteo, mas precisamente al músculo piramidal, de hecho, el músculo piramidal (o piriforme) es atravesado por el nervio ciático para luego continuar su recorrido. Esta es la razón por la cual una alteración de este músculo puede (y suele) atrapar y comprimir esta gran rama nerviosa.


Ahora bien, ¿cómo podemos darnos cuenta si el atrapamiento se está generando en la columna o en el piramidal? Si la sintomatología es muy similar y la persona que lo está sufriendo no tiene las herramientas para diferenciarlo… generalmente ambas generan dolor en la región lumbosacra, ambas dan dolor en la nalga y ambas pueden provocar dolor irradiado hacia toda la pierna… Existen evaluaciones especificas para realizar en el consultorio como la prueba de Laségue o el test de Fair. El primero tiene el objetivo de evaluar si la raíz nerviosa esta siendo comprimida por ejemplo por una hernia de disco; se trata de una maniobra en la cual, con la rodilla completamente extendida, se debe elevar la pierna afectada con el paciente en decúbito supino (acostad@ sobre su espalda), se puede complementar realizando esta misma prueba haciendo una flexión dorsal y elevando la cabeza para tener más precisión. Si entre los 30 y los 70 grados de elevación produce dolor el signo de Laségue resulta positivo. El test de Fair, en cambio, se realiza para detectar la existencia de un síndrome piramidal y se hace con el paciente en decúbito lateral, acostad@ sobre el lado sano, luego se debe flexionar el miembro afectado acompañando el movimiento con una aducción mas rotación interna, siempre estabilizando la cadera para asegura la fidelidad de dicha evaluación. Si existe una compresión del nervio ciático en el músculo piramidal este test generara dolor en el glúteo.

Si no tenemos la posibilidad de recurrir a un consultorio para que seamos evaluados por un profesional podemos diferenciar una patología de la otra por el dolor que provoca. En el caso de la hernia de disco en el segmento comprendido entre L4-L5-S1 vamos a tener dolor en la columna lumbosacra, es decir en la cintura y desde ahí baja al glúteo y toda la parte posterior de la pierna y el lateral externo de la pantorrilla llegando hasta el pie. En el caso de tratarse de un síndrome piramidal el dolor suele generarse en el glúteo como un cuchillo clavado y desde allí se suele irradiar un poco hacia arriba, hacia la columna lumbosacra y puede irradiar hacia abajo en la pierna. El recorrido es el mismo, la diferencia es el lugar de la compresión. Ahora, si bien cada persona es diferente y todos los signos y síntomas que estoy describiendo pueden variar entre un caso y otro, generalmente, la lumbociatalgia provocada por una hernia de disco provoca dolor al estar de pie y alivio al estar sentad@s. En cambio, en el caso del síndrome piramidal al estar sentad@s vamos a sentir más dolor ya que la compresión se encuentra a nivel del glúteo, entonces cuando nos sentamos comprimimos aún más el punto de dolor.



Sede Belgrano

Olazabal 1515
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
Tel.: (011) 15 
6602-1515
WhatsApp: (011) 15-2567-0100

Lunes a Viernes de 8 a 20hs

​Sábados de 8 a 13hs

Sede Palermo


Av. Scalabrini Ortiz 2033
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
Tel.: (011) 4832-2055
WhatsApp: (011) 6519-4445

Lunes a Viernes de 8 a 18hs

​Sábados de 9 a 12hs

¡Novedad! Llegamos a

Montevideo - Uruguay
 

Regen Therapy
Av. Italia 2374, 102
Tel.: (+598) 24803267
WhatsApp: (+598) 98302742

www.regentherapy.uy

  • YouTube
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Whatsapp
  • YouTube