blefaro.jpg

BLEFAROPLASTÍA CON PLASMA LASER 

¿Cómo se realiza?

Se trata de un láser de plasma que actúa con pequeñas descargas de electrones y no llega a tocar la piel ni a dañarla; el plasma es el cuarto estado de la materia, un tipo de gas iozniado en el que los iones están en estado libre, y por tanto muy inestable. Por eso, el contacto del manípulo con una superficie con diferente potencial electromagnético como es la piel desestructura los componentes de la epidermis. Primero se prepara la zona para mejorar la elasticidad e hidratación, pues cuanto más nutrida esté la piel, más rápido será el proceso de recuperación. Después comienza el tratamiento: este procedimiento produce una especie de chispas que consiguen que la piel de los párpados caídos, la que sobra, se elimine, así como quitar las arrugas de los ojos, y lo mejor: sin dejar cicatrices. La plasmaterapia también elimina los signos de envejecimiento y la flacidez al pasar en zigzag por encima y produce una bioestimulación de la dermis. La técnica se lleva a cabo en 15 minutos y sin más anestesia que una pomada, de forma rápida, precisa y segura.

 

¿Se puede aplicar en más zonas?

Sí, además de en los párpados para realizar la llamada blefaroplastia sin cirugía, el plasma puede utilizarse en otras zonas, como la zona perioral, es decir, alrededor de la boca para eliminar las arrugas verticales propias de las personas que fuman (el famoso código de barras), el cuello, la frente, y otros. Pero el Dr. Leo Cerrud elige, sobre todo, la zona periocular, porque es donde mayores resultados se suelen obtener. El láser de plasma también ayuda a reducir cicatrices, estrías, verrugas, manchas y puntos rubí.

 

¿Tiene efectos secundarios la plasmaterapia?

Lo primero es decir que la blefaroplastia sin cirugía realizada mediante la técnica de plasma no duele, pero sí puede resultar molesta. Esto se minimiza con la aplicación de la pomada anestésica, o si es necesario, de frío. Tampoco produce sangrado, ni cicatrices. Sin embargo, sí suelen quedar micro-heridas en la zona y en cada uno de los disparos durante alrededor de una semana, así como una inflamación pasajera, problema que se disimula utilizando gafas de sol. Aún así, no debemos exponernos a la radiación solar, así que conviene quedarse en casa o salir lo menos posible.

  • Whatsapp
  • YouTube